sábado, 4 de diciembre de 2010

Tiempo de angustia... Perspectiva


Noche
Noche, inevitable compañera
Amante en mis momentos de hastío…
 en mis orgásmicas melancolías

Viviré en tus fríos pechos
Amaré ese silencio que traes siempre contigo
admiraré en las estrellas y la luna, el reflejo de
La mortal víbora carmesí que yace dormida
Detrás del tiempo y el espacio.

Visión
Intento mirar la otra cara del espejo
Donde todo está invertido
Allí mi cuerpo es de mujer y el tuyo de hombre
Y nos encontramos en sueños para vagar
Solos… adyacentes
Sin ignorar el sabor de nuestras quiméricas esencias.

Lluvia de rosas
Llueven rosas negras en una tarde de noviembre
Oscurecidas por soledades ajenas
Llueven… y nadie las percibe
Caen de ojos magentas que se ocultan
En el interior de témpanos de tristeza.

Debut
Acudo taciturno, con la piel curtida  por vanas esperanzas
Partituras, sombras, lamentos
Instrumentos que suspiran y lloran
Un concierto de soledad.

Desolado
Fuego helado es la nostalgia
Llama que es avivada por un silencio deshabitado 
Incinera los huesos y la carne sin piel
Cenizas de vida vuelan con el viento…
Es tarde, ya no hay miradas ni besos.

Perspectiva
La vida es un cuadro pintado
 por un hombre atormentado y con visión canina.

viernes, 12 de noviembre de 2010

¿Por qué tardas tanto en llegar... Acaso pretendes que un muerto llore de alegría?


No conozco tu rostro, ni tu voz
no sé cuál es tu nombre, ni cómo te gusta el café
no conozco tu aroma ni el resabio de tus labios
No sé si crees en el amor o si te entristece ver llover
Tal vez cuentes estrellas y sueñes con delfines terrestres
Tal vez no sueñes ¡tal vez solo vives!

Quizás te guste cantar en la ducha canciones que solo tú conoces
O perseguir mariposas imaginarias por terrenos inexplorados.

Quizás seas la propietaria de unos lindos ojos y una preciosa sonrisa.

Es posible que tengas incluso más miedos de los que yo tengo
y llores de madrugada y lances caricias al aire... 
y te abraces a ti misma por que también te sientes sola.

No sé cuál es tu nombre, ni cómo te gusta el café
no conozco tu aroma ni el resabio de tus labios
pero quiero aventurarme en este sueño y darte dos de azúcar
hasta sumergirme suavemente en la efímera realidad de tus besos.


No te tardes tanto en llegar, mi mujer real inventada.
No te tardes… Por favor no te tardes.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Gritos a la nada ¡Hemiplejia!




Imperfección
Polvo de rocas me baña hoy
Sangre de selva es mi delirio
Si pudiera sentir
Solo sí sentir pudiera
mis pecados no serian mortales.

Juicio
Diamantes de minas perdidas
Ilusiones, recuerdos de
 mundos imposibles
Conocimientos retrógrados
Y mi inexistente sentir limitado.

Aprehensión oscura
Continuamente me acaricia
El monstruo de mis temores
Me abraza y mi aliento absorbe
Y sus ojos corrompen la carne.

Llanto
Dejó de llorar el cielo
Será porque hoy decidí reemplazarlo.

Luna
Espejo de mi alma
Anhelo inalcanzable
Por qué dejas de mirarme
Cuando la poesía me abandona.

Hemiplejia
Parálisis de una noche y
Sentimientos pasajeros,
Sentimientos que me embriagan
¡Morir de cirrosis emocional!

Yggdrasill



Al igual que Odín sacrificaría uno de mis ojos
solo para obtener el conocimiento
y así saber dónde te encuentras.

viernes, 29 de octubre de 2010

Arcoíris Monocromático


Sobre mi cabeza hay un lucero, color de acero
En el que todas las tardes bailan los duendes

El cielo se ha marchitado, las nubes ya no tienen forma
Y yo me paseo en silencio
como aquel niño mudo que sin padres llora bajo la lluvia

¡La lluvia! ese terrible llanto
La lluvia me vuelve triste

¡Pero es… una tristeza hermosa!

Duermo bajo un arcoíris monocromático
este que por cada sueño muerto fue perdiendo un color

exploro,  intento hallar el tesoro de los duendes
Pero solo encuentro mi vacía imagen y a mi eterna compañera
¡Soledad!

domingo, 26 de septiembre de 2010

Sola al amanecer

Percibía entre sueños el suave tono de una voz familiar
escoltada por la amarga melodía de amaneceres pasados,
amaneceres gastados de tanto ser recordados.

Lloraba cada uno de sus poros. Sentía el corazón marchitarse de soledad
tomaba prestados suspiros del viento
 y el tiempo, calladamente exploraba su desconsuelo, sus labios, su ombligo
su sexo de abril perpetuo.

Ella coqueteaba vacíamente con la mañana
Mientras se limpiaba los restos de pestañina muerta en sus mejillas viudas.

la impertinente y cruel ambición de algunos pesados rayos,
 se filtraba por entre sus parpados afligidos
 intentando  invadir el gris pálido de aquellas pupilas tristes.

martes, 7 de septiembre de 2010

Pasión ornamental



Espera que la inexorable duda se robe las lágrimas
que dejaste guardadas en tu joyero.

y que el canto del mirlo arrulle tus armoniosos senos
 hasta que la vida escape por la puerta que dejó entreabierta aquel desconocido.

Y aunque el fuego del deseo pueda esculpir en tu cuerpo la forma de mi alma
que tu ilusión permanezca intacta hasta que amanezca el sueño
y florezca la rosa más hermosa.

martes, 17 de agosto de 2010

Nostalgia


Una sonrisa se dibujó en sus labios y una bala certera le atravezó el corazón... y su razón, se convirtió en humo,  un humo músical que sonó e hizo danzar sus sueños muertos.

domingo, 11 de julio de 2010

Viento y nube

Intento traspasar las miradas y encontrar la verdad en ellas
Al fin sacudir la tristeza y cortar el hilo de mi ayer

Ser nube que arrastra el viento, libre de miedos y ataduras
Y como nube mojar con mis lágrimas los rostros
Pero no llorar por mi… ni tampoco llorar por ellos
Llorar por llorar… nada más.

domingo, 27 de junio de 2010

Sueños

I
Mis pensamientos vuelan lejos.
Veo a una sirena cepillar sus cabellos
Con un peine de oro, sobre un caracol purpura.
A una estrella enamorarse de la luna
 y danzar en torno a ella.
A un soldado que vuelve de la batalla
 para morir en los brazos de su amada.

II
Mis recuerdos se estrellan en mi cabeza.
Me veo empujando el columpio de un niño 
Y me sorprendo al ver que
soy yo mismo quien grita ¡más alto... más alto!

III
Camino sin rumbo.
Paso a paso y con una sonrisa
Doy la despedida al viento amarillo
que se lleva consigo los malos momentos

IV
Sueño con mis sueños.
Recito poemas a aquella sirena
Ella me mira, sonríe y canta.
Elevo mis brazos
Intento acariciar esa estrella que ama a la luna
Ella me ignora y eterniza su baile.
Consuelo a la que ha perdido a su amado
donde cayeron sus lágrimas brota un rosal
Uno sin espinas.


Empujo con fuerza el columpio del niño
Intento ayudarle... a acariciar el cielo.

martes, 15 de junio de 2010

Fantasía


 Viento huracanado de ilusiones perdidas

Llevas en tus hilos invisibles la luz de la luna

Llora en mi corazón y paséalo por un nuevo filo

Préstame tu purpura canción

Esa que suena
 mientras mi alma se eleva

Acompáñame mientras la tormenta de mi interior cesa
Y graba en mi pecho tu nombre

Pisa sobre las olas que silban entre sueños

 Mordiendo desiertos que una vez fueron mares

Excava en las profundidades de mi sentir
Y sacude la tristeza que allí anida

Que yo intentaré traspasar las fronteras de la poesía

Mientras llevo en mis hombros el peso de la soledad

Ahuyentando la inocencia
Y dando cabida a un nuevo sueño.

lunes, 24 de mayo de 2010

Si mis ojos caminaran

Si mis ojos caminaran.
paso a paso como lo hace el silencio en el corazón de la noche
Terminarían hallando el alma de las cosas
Se posarían como mariposas negras en la esencia del pecado
Y lloverían sus lágrimas sobre las rosas de la soledad

Sí mis ojos caminaran.
Irían tras todas esas ilusiones perdidas
y vivirían más de lo que yo lo he hecho por ellos
buscarían la entrada de esa luz purpura que emana el viento de la luna

Sí mis ojos caminaran.
Seguro lograrían conocer aquel rostro,
ese que no he logrado distinguir en mis sueños

pero esto solo podría pasar… si mis ojos caminaran

miércoles, 12 de mayo de 2010

Carta a la muerte

  Me esperas con los brazos abiertos  
Yo quisiera poder rechazarte 
Pero eres tan atrayente y me seduces con tus labios secos... 
Y tus ojos perdidos

Me llamas con tus sacrílegos pensamientos
Partes de un estilo adornado con versos idílicos
para así poder cautivar mi alma
¡Comienzas a parecerme muerta!

Ambiciono ver lo que hay bajo tus roídas y exiguas ropas
Me antojo de esculcar en el cajón de tu cuerpo sin corazón
Mecerme en tus pechos, lamidos por el tiempo miles de veces

Saciar la inequívoca pasión de vivir y llorar sobre mi propio cadáver
Llorar como alguien que desea vivir
Como alguien que ha vivido y ha dejado algo inconcluso
Llorar como alguien que sin quererlo, regala al viento su última gota de existir.

jueves, 29 de abril de 2010


 Ya no espero nada, porque al fin el silencio se ha hecho noche y las palabras son solo alfileres que arañan la garganta...  
¡ya no espero nada!

domingo, 7 de marzo de 2010

Hoy muere lágrimas negras

¡Hoy muere lágrimas negras! ha dejado de moverse y se ha secado su llanto
Ese que manchaba los pétalos de rosas blancas que flotaban en un aire de ilusiones quebradas.
Se ha perdido en su propia oscuridad, ha sido consumido por el monstruo que su corazón albergaba.
Ha pintado con sus últimas lágrimas, un cuadro de sombras donde él es el único protagonista.
Ha visto caer las estrellas porque su tristeza es inmensa y ha pasado al otro lado con los ojos secos, y sin llovediza pestañina en sus mejillas.
Tal vez le ha vencido el egoísmo o tal vez es el silencio su único compañero… ese que a ratos parecía infinito.
Mientras se apaga su llama, la soledad le hace cariños y lo envuelve en un manto de despojos.
Parece como si el mundo nunca hubiera tenido color, porque en sus ojos este nunca existió… ahora se lamenta y araña su alma con pensamientos entristecidos.

No hay más escenas que erizan la piel, no hay más sueños que los ya perdidos… pero se da cuenta que siempre habrá mariposas negras.

Y al final, mientras cierra sus ojos que al parecer no volverán a ver esa oscura luz, ni a llorar poemas, ni historias... ¡ni a llorar nada!
Mientras esto pasa,  un melancólico  médico diagnóstica:
Se trata de un ataque de catalepsia
¡Melancolía!

jueves, 4 de marzo de 2010

Te pienso… te espero


Personificación de la soledad
Supongo que esa sería tu definición
Pienso en noches de luna, una luz falsa que recorre los tejados
en búsqueda de un silencio que jamás existió

Pero si tú me esperas veras que mi voz
Cortará tu dolor
Piensa que mis palabras son caricias
Dirigidas a ti

Algunos tintes color piel
besos de mar y una pasión cercana a la muerte
me acompañan mientras se parte mi alma.
Sigue el camino que te llevara hasta mí
que yo esperaré tu llegada
aunque al encontrarme ya no posea lágrimas
sentirás mi voz gastada de sollozos
y vivirás al lado de este ser que ya no es

pienso en ti constantemente
pienso en ti cuando pienso
cuando siento y cuando lloro
pienso en ti cuando rio
y cuando veo a una pareja amarse
pienso en ti en las noches sin luna
y pienso en ti en las noches de luna
pienso en ti, porque no pienso en nadie más
¡ni  siquiera en mí!
Si solo con pensarte vinieras a mi encuentro
no sería necesario habitar este cuerpo
y me escaparía a tu lado por aquellos
mares de espejos, esos que ahora veo.
Los que comprendo mientras pienso en ti

Hoy quiero que mi sentir llegue hasta donde te encuentres
que mi corazón viaje con el viento
 sin hacer paradas en aquel continente llamado olvido
 para así conocer tu rostro
porque quiero vivir a tu lado
quiero sentir que me amas
que me amas como te amo.
Aunque no te conozca… ¡te amo!

sábado, 27 de febrero de 2010

Pero hace tanta soledad que las palabras se suicidan

Un pequeño homenaje a mi querida Alejandra Pizarnik;
es en realidad una adaptación de algunos de sus versos, acompañados de unos cuantos míos  y el enlazamiento de los mismos.

Alejandra… Alejandra,
finalmente vestiste de cenizas
y recibiste a  la muerte con los ojos abiertos,
las manos enguantadas lograron estrangular tu inocencia
y tus ojos se pulverizaron de tanto mirar esa rosa,
te cansaste de ver a la muerte bailar sola, desnuda y ebria entre los huesos de la niebla
y decidiste hacerle compañía.

Me pregunto, si aún estás sola,
como la avara delirante sobre su montaña de oro
o emprendiste vuelo, convirtiéndote al final en mujer pájaro,
tal vez conociste la historia del fuego
y tu soledad voló con alas fabricadas por el viento
ese que se comió tus manos y tu cara mientras te llamaban ángel harapiento.

Quizás lograste entrar en un corazón ajeno, ¡en el mío!
Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo y súbitamente borrada por la lluvia;

puede ser que viste el corazón de la flor cuando esta se abre
Y descubriste que si tenía
 por eso ahora caigo como un animal herido
 en el lugar que iba a ser de revelaciones
¡y tú!... palabra por palabra aprendiste las imágenes del último otro lado
pero decidiste callar, hasta que el silencio por si solo dejara de manar
o preferiste romperlo con la voz de Janis Joplin
y lograron juntas gritar tanto, hasta cubrir los agujeros de la ausencia

La muerte se muere de risa pero la vida se muere de llanto

No me entregues tristísima noche
al impuro medio día blanco
Alejandra…Alejandra.

lunes, 22 de febrero de 2010

Vida sin mundo

 

mi luz sin sol
Déjame hacer de tu mirada un desierto
déjame danzar con el palpitar de tu corazón
para así azotar mil veces tu nombre
el que al pronunciar ahuyenta mi luz
en mi cueva oscura me retuerzo y llevo en mi cuello
la cadena del abandono
bailo con mi sombra a la falsa luz de un mirar oculto

mi sol sin tierra
que persigue un sueño inútil
navegando a bordo de una vida prestada
maquillada con la pestañina de la soledad
y el colorete de ilusiones rotas

mi tierra sin mar
 delfín quimérico que en la playa a terminado,
encallado, empujado por las muertes de mil hombres
seducidos por sirenas milenarias
que danzaban a la luz de la luna
entonando canciones de amores perdidos…
 marineros que nunca volvieron
al puerto donde los esperaba
su amada.

mi mar sin cielo
azul anhelado que desapareciste
tras cortinas de corazones agonizantes
grietas creadas por el silencio de tus palabras
y la mortal presencia de la soledad

mi cielo sin estrellas
titilantes, casi transparentes en las noches sin luna
decorando un cuadro exánime
testigos mudos de millones de vidas extintas
hermosas estrellas
mis estrellas sin quien las vea.
Luna,
Espejo de mi alma
anhelo inalcanzable
por qué dejas de mirarme
cuando la poesía me abandona