lunes, 10 de octubre de 2011

Más allá de la ola


Estarás a esta hora, allá, viendo como llueve lejos de mi,
y en mi adolorido umbral, un jardín de caricias intactas
en una visión tan sencilla, tan franca, tan humilde
de una primavera sedienta y mil
 pétalos de espejo.
cuyos reflejos
llenarán el tiempo de lisura 
como lo hace el mismo canto del agua.

yo seguiré aguardando,
 para  verte sonreír mientras lloras;
pensando  en un subliminal,
siendo tu la esencia de mi amargura,
Y yo los rayos puros en tu calvario.

Conocerás  un lugar y otro
y otro más
y te darás cuenta, querida mía, que cualquiera es bueno para llorar,
cualquiera es bueno para cantar y reír, para soñar y morir;
Para retornar  convertida en mariposa negra,
que revoloteando suave, dispersa el polvo acumulado
sobre mis lozanos años.


Para retornar imperturbable en un germen de trigo;
dispersa en la lluvia veraniega,
apresada en voluntad ajena,
 como la semilla del diente de león
que vuela envuelta por el viento;  

¡Ah! Querida mía, te respiro en el aire y percibo levemente  tu alma próxima.

Y siento con ello dilatar mis poros,
un impulso abrupto que cubre mis pupilas
con estas tristes y discurridas manos

y en esa oscuridad ocular,
llena de manchas negras y grises,  te veo,


te veo
 y por fin sonríes...
sonríes mientras lloras.

lunes, 3 de octubre de 2011

La escena de la noche azul

 ¡Era de noche!
Cuando un azulejo, se posó sobre el hombro
 de una estatua semiarcaica, a la que le faltaba una pierna.

El azulejo se posó y cantó…

Y las estrellas dejaron de centellear, solo para escucharlo,
las hojas que caían frenaron su descenso…
porque el tiempo, 
Se quedó absorto y maravillado por tal belleza.

Las vidas de los artistas se hicieron menos pesadas
y las nubes bajaron a la tierra en forma de una niebla espesa
cubriendo,  los parques y los bancos, las calles… y los ríos.
Y lo hicieron con el único propósito
de escuchar más cercano,
el canto de aquella criatura azulada.

¡Pero amante no escuchó ese canto!
había cambiado su oído por una escritura de oro
y se había sentado junto a la estatua, sin percatarse de lo que sucedia,
entonces, el azulejo canto más fuerte y con mucho más esmero
y las estrellas se consumieron a sí mismas de tanto estupor;
y las hojas estallaron en pedazos, por la presión de la beldad verdadera.


El tic tac del reloj, se congeló para siempre;
estaba tan a gusto, que decidió por cuenta propia 
 jamás volver a marchar.

De los sentidos de los artistas surgieron las más bellas manifestaciones,
unas nunca antes, ni después, nacidas de humano alguno,
-pero aún así- no llegaron a igualar el canto del azulejo.

Las nubes que antes habían bajado,
en forma de niebla espesa 
Se cristalizaron.
 y encarcelaron perpetuamente,
 los parques y los bancos, las calles… y los ríos.

Aun así,
 amante siguió sin escuchar al azulejo.

Entonces, este se corrompió por la codicia;
se tornaron negras sus plumas y su pico se hizo largo
y cuando intentó cantar, solo surgió un graznido.

Amante se levantó,
y allí,

 junto a esa estatua semiarcaica
a la que le faltaba una pierna,
sacó una pluma dorada,
impregnada de tinta azul
y atravesó el corazón del cuervo.

¡Era de noche! 

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Miedos

 
Los miedos que me embargan pueden aquejar a cualquiera,
son de esos que dan frio en los huesos y exacerban el dolor.
Comparables incluso, con los de un niño cuando se apaga la luz,
y él, rápido, tembloroso se mete bajo las cobijas con los ojos cerrados.
y es casi palpable ese miedo a poner un pie en el suelo,
porque se tiene la infantil certeza, 
de que unas manos monstruosas esperan pacientes bajo la cama,
para sujetarle muy fuerte
y arrastrarle hacía un odioso mundo
de payasos con dientes afilados y narices sangrantes.

jueves, 4 de agosto de 2011

La noche y tus palabras


Vuelves una noche de imprevisto
para revivir en mí aquel sentimiento,
y percibo de nuevo ese agradable malestar,
a sentir la espina que dejaste adornando
mi pecho
hace ya tanto tiempo,
esa que me hace recordar, lo que se siente…
el estar maravillosamente triste.

domingo, 10 de julio de 2011

Cuna de versos



Extrañaré este sitio
y el baldosín de colores,
la puerta doble y blanca
que se abre extensa como
las alas de una gaviota.

Anhelaré este cuarto,
y la inspiración invisible
que en sus esquinas reposa;
los besos que aquí me dieron,
las copas que se quebraron.

Aquí ninguna lágrima fue falsa,
ni los silencios eternos,
la noche se hizo más bella
y algunas tristezas maravillosas.

Extrañaré como si no estuviesen,
los cuervos que aquí escribí,
sobre la mesa de vidrio y madera.


 Desearía dejar mis penas y sueños
incrustados en las paredes,
en el sofá,
en el armario,
en la mesa de vidrio y madera,
en las baldosas de colores
Y en la puerta doble y blanca
que se abre extensa como las alas de una gaviota

para que el próximo que venga sepa
Que aquí respiró, lloró y amó un poeta.
Jueves 2 de junio de 2011

lunes, 27 de junio de 2011

Noches para llorar


Hay noches más negras que otras noches
y traen consigo un cierto olor a nostalgia,
olor que penetra por la planta de los pies
y hace erizar el cabello.
¡Esas noches están hechas para llorar!

Para escribir poesía y luego llorar….
para emborracharse y llorar
para caminar a solas y llorar
para fumar…
y llorar.

En esas noches cada gota de lluvia
debe ser la lágrima sobrante de alguna desilusión
o un enorme cargo de conciencia.

Es por eso, que esas noches para llorar
deberían venir con previo aviso,
y así, comprar pañuelos,
de esos pañuelos que uno trae consigo,
cuando sabe que va a llorar.

Pero esas noches se invitan solas,
porque también están hechas para fornicar
y luego, con la abrumadora soledad
que deja el sexo vacío… llorar.

Como se sabe,  solo en esas noches,
besar senos y labios árticos dan ganas de llorar.

Entonces,  por qué vos,
 la de hoy,
siendo una de esas noches,
que llega sin previo aviso cuando no hay pañuelos;
de esos pañuelos, que uno trae consigo
cuando sabe que va a llorar.

Y que solo estás hecha para caminar a solas... y llorar
para fumar y llorar,
para emborracharse y llorar,
para escribir poesía y luego… llorar.


¿Por qué  no me dejas llorar?

sábado, 11 de junio de 2011

Quedas solo


Con el corazón goteando en la punta de los dedos
y la conciencia dándose golpes de culpa
descubres tras el telón de los abismos
una noche más oscura y fría

Se congela la razón
 palabras sueltas vuelan
arrastradas por la ventisca casquivana y hostil
proveniente del vetusto mar del silencio

¡Solo quedas!
En mar afónico,
con los labios cocidos
y  el papel en blanca nada.
quedas solo
Contiguo a todos los hombres solos;
Irascible despojo de mundo.

viernes, 27 de mayo de 2011

El último Poeta


Acariciaba sus silencios en una noche menguante, y dejaba fluir estrellas muertas de sus ojos sin brillo, los labios apretados y los pasos bajo sombras, le otorgaban un aspecto fantasmagórico… un tinte de muerto melancólico.
Tenía en la mano izquierda un papel amarillo y en la derecha su corazón hecho pluma, un corazón que bailaba letras y lloraba desencantos; sin producir ruido alguno que cortara el satín de aquella noche solitaria y afónica. Contemplaba de reojo sus anhelos tristemente difuminados, en las luces de aquella ciudad decadente; y pensaba en la lluvia color ámbar que una vez -hace ya mucho tiempo- cayó sobre su rostro y sus recuerdos. Deseó entonces, ser como aquel papel en que danzaba su corazón, pero al mirarse las manos arrugadas, que movía con dificultad, descubrió que siempre lo había sido; estaba plagado de tachones y borrones a medias, muchas comas en su vida, puntos a parte y ya casi ningún suspensivo.

Desenterró un pañuelo de su bolsillo y secó las estrellas, relajó los labios, dio luz a sus pasos. Abrió los brazos de soñador de siglos, se abrazó a sí mismo, maldijo al cruel destino y besó en un espejo su propia calavera.

Tomó en sus manos, el artefacto que había llevado consigo media vida… y por fin, en libertad, con el silbido que cortó sin piedad un silencio de noche para llorar, detuvo hasta siempre, aquel baile de palabras y metáforas a las que solo él hallaba sentido.;dejó caer pluma y papel, mientras su pecho era bautizado por una bala certera, que le atravesó el corazón… y la razón, se convirtió en humo; un humo musical que sonó e hizo florecer sus sueños muertos.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Gárgola de Asfalto

La noche es joven y atractiva
pero el día suspenderá mi vida
Solo por eso
esparzo mis sesos por este papel en blanco,
para dejar un recordatorio 
de que para mi
no significas nada, nada... nada.


Mis penosos alaridos, se confunden con el tedio
Y la noche mancillada por dicotomías citadinas.
El reloj da las 11:43 y la luna me recuerda tus miradas,
Tus reservas y tus lágrimas de cocodrilo.

Ya no deseo tu recuerdo diseñando mi lapida inconsciente
Ahora solo es un despojo lastimero
Un asunto de tiempos muertos,
evocación nocturna de silencios...
De besos huecos y caricias de espera.

miércoles, 27 de abril de 2011

BAILA CONMIGO


Baila conmigo en una noche sin estrellas...
Baila conmigo amor desconocido.
Una luna solitaria tocará para nosotros,
Baila conmigo, baila conmigo.

Mientras las luciérnagas atiborradas de agonía
reemplazan a los astros
y las dunas espaciales cambian su forma
 por la fuerza del silencio.

Baila conmigo amor sin rostro, 
baila conmigo amor sin voz

que esa luna abandonada nos regalará
su ultima tonada
y la noche nos servirá de sabana oscura, 
pasional y satinada
Baila conmigo amor, baila conmigo.

lunes, 11 de abril de 2011

Plegaría de Cadáver



Deseo:

Contarle mis dolores a un cigarrillo
para quitarme el olor a muerto triste,

Extirpar esa pasión desenfrenada
que duele en los pulmones, hígado y corazón.
Ver como la lluvia, moja tus muslos desnudos,
finos, de porcelana, que dices saben a vida y Dry Martini.
esos que no logro saborear plenamente,
con mis sentidos de hibrido melancólico.

¡no quiero tener color!
¿Para qué color? este no ahuyenta al silencio,
no obstante, quiero tener el calor de tus muslos
enlazando mi cintura,maquillando el frío.

Llevarme un poco de tu saliva 
guardada entre mis recuerdos,
dársela de beber a los muertos
que tantas noches me han hecho compañía.

Vivir un segundo lejos de la propia mente
en ella solo percibo silencios,
Provenientes del tedio y la obscuridad absoluta.


llorar junto la desdicha abatida por una risa momentánea, 
de noche puta y orgásmica
Aunque sea una vida transitoria y falsa,
Deseo experimentarla.

lunes, 7 de marzo de 2011

Mariposas Negras


Ya pueden marcharse… lejos de mi conciencia agobiada
por los sueños que fallecen cada  noche,
guiados por Caronte al último otro lado,
seguidos por fantasmas de épocas medievales,
acosados por un mar de soledades,
ahogados en un fuego frio que congela los huesos y derrite el espíritu,
asesinos de ilusiones.                                                                                                                                     

Eufemismos de vampiros… ayudantes mediocres de muertes muertas
¡ya no los necesito!
¡ya no los espero!
¡Con mi propia maldad me basta!
¡Con mi propio deseo es suficiente!

Malditos todos, malditos
Inservibles, estorbos huecos, esqueletos sin calcio.

Pasearé mi lengua de navaja por sus blancuzcos cráneos
y tallaré  en su centro una cruz esvástica.

jueves, 17 de febrero de 2011

Cuerpo de Panteón



“Ahorca al monstruo que hay en ti...
Y quiere despojarte del niño que sigues siendo”


La poesía acompasa el chirrido de cadenas oxidadas y dispersas.
Ausencias de noches malgastadas, cortezas de vidas extintas.
Besos de muerte maquillada, llantos de cielos sombríos... 
de nubes encarceladas.

Pasos sobre el silencio,
 dolor, dolor… me duele 
el lado oculto que hay en mi concierto solitario,
en mi pasado sin caricias, en mis soledades ajenas.
Tantas, tantas veces he gritado,
intentando llenar los vacios de mi esqueleto.

Mi pecho, un desierto
mi espalda. un cementerio,
infestado por cadáveres melancólicos .

Lágrima momificada que duerme
 impoluta, en su sarcófago de pensamiento,
como la mariposa real petrificada en la estantería de algún museo.

Cuerpo de panteón 
en el que desea la serpiente un hueso tibio
y el vil cuervo un ojo fresco.

lunes, 24 de enero de 2011

Amor Utópico



Desea la muerte empeñar su cráneo solo por una sonrisa,  Camina hacia la puerta con la noche de perfume y dos estrellas interfectas sujetándole el cabello.

domingo, 9 de enero de 2011

Boca de Osario


Anochece en mi cuerpo el día
inyecta en él,  su mirada la muerte
acaricia mis labios, mi pecho, mi sexo

Lame mi oído y mi ombligo,
me seduce con suaves pero heladas palabras
abraza mi ser y me hala hacia un remolino
de orgasmos mortuorios… espasmos fúnebres

Surge su osario de entre las sábanas
 para alojarse en mi boca
siento deslizar su saliva profana
por las paredes de mi garganta

Se balancea en mi cerebro y en mis tobillos,
paraliza mi respirar,
me esculca bajo las axilas, entre el cabello
y  se ríe jactanciosa a causa de mis últimas sensaciones
de placer y espanto.

Luna,
Espejo de mi alma
anhelo inalcanzable
por qué dejas de mirarme
cuando la poesía me abandona