domingo, 3 de junio de 2012

Luto



Sucédeme en tus sueños, como un bailarín sin pista,
como una mariposa enorme con unas alas diminutas.
Ambos sabemos ya que soñar es el peor de los delirios,

y  la perversión más maravillosa.
Pareciera que la vida es un tormentoso segundo
en el reloj de bolsillo de algún gigante.

Un único destello como brisa nocturna.
Flores blancas entre rocas;
ser herido por una belleza audaz,
acuchillado con infalible gracia.

Y luego,
 respirar el deshabitado aire 
como el vicio más amado,
para sacudir el nido abandonado 
donde creció la rosa.

6 comentarios:

  1. las mariposas huyen...aunque a veces sus alas se lastimen

    ResponderEliminar
  2. Entre bellos sueños oníricos y paradisíacos nuestras mentes avanzan buscando el amor anhelado...
    Precioso!

    UN abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hay sueños reales
    o realidad que soñamos
    donde amar duele..
    y ser herido por una belleza audaz

    ResponderEliminar
  4. como siempre asido un placer leerte!

    ResponderEliminar
  5. Yo también escribo algo llamado poesía que yo llamo solamente mis pensamientos. Me gusta tu estilo sigue alimentando con tu letra inspiradora a aquellos que trotamos el mundo y que vivimos lo que no fuimos, somos seremos y lo que anhelamos.

    ResponderEliminar
  6. Hola;llevo un tiempo navegando a la búsqueda de gente interesada en la poesía. Hace poco que he creado un taller de escritura. Me gustaría que fuera un punto de encuentro para todos aquellos que compartimos este interés.

    elblogdeadelea.blogspot.com

    Estaría encantada de recibirte. Seguro que encuentras alguna forma de participación.Un saludo y nos vemos allí si tú quieres.

    ResponderEliminar

Rimel

Luna,
Espejo de mi alma
anhelo inalcanzable
por qué dejas de mirarme
cuando la poesía me abandona