lunes, 11 de abril de 2011

Plegaría de Cadáver



Deseo:

Contarle mis dolores a un cigarrillo
para quitarme el olor a muerto triste,

Extirpar esa pasión desenfrenada
que duele en los pulmones, hígado y corazón.
Ver como la lluvia, moja tus muslos desnudos,
finos, de porcelana, que dices saben a vida y Dry Martini.
esos que no logro saborear plenamente,
con mis sentidos de hibrido melancólico.

¡no quiero tener color!
¿Para qué color? este no ahuyenta al silencio,
no obstante, quiero tener el calor de tus muslos
enlazando mi cintura,maquillando el frío.

Llevarme un poco de tu saliva 
guardada entre mis recuerdos,
dársela de beber a los muertos
que tantas noches me han hecho compañía.

Vivir un segundo lejos de la propia mente
en ella solo percibo silencios,
Provenientes del tedio y la obscuridad absoluta.


llorar junto la desdicha abatida por una risa momentánea, 
de noche puta y orgásmica
Aunque sea una vida transitoria y falsa,
Deseo experimentarla.

8 comentarios:

  1. Ay Dios que triste todo esto. Dios tanta belleza en letras Leonardo. las absorve mi alma, que ternura tan calida en este poema. hermoso, me ha cautivado tanto este poema, tus letras son fragiles, y nostalgicas.

    Que Poema tan sentido , tan bien elaborado. cuanta ternura desborda de el, cuanta soledad plasmas en cada una de las letras.

    que bello, me han dado deseos de llorar. nostalgia, vacio , lluvia, simplemente bello
    cuanto cristal de color en cada letra, ese cristal que lo envuelve la soledad y el dolor.

    besitos amor..

    ResponderEliminar
  2. Espero que primero no te importe que te deje un comentario.
    Segundo, que he dado con tu blog sin saber muy bien cómo pero me alegro de haberlo hecho más que nada porque el poema que acabo de leer es muy profundo, escribes bien y espero que así siga siendo.

    Si quieres pasarte por mi blog, las puertas están abiertas para que lo visites cuando quieras.
    Si quieres seguirme, nos leemos.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Si pudieras escribir leyendo un sentido, creandolo...pero para eso se necesita tener algo que decir. Lo que dices, querido leo, lo sabe cualquier psicologo o preadolecente.

    ResponderEliminar

Rimel

Luna,
Espejo de mi alma
anhelo inalcanzable
por qué dejas de mirarme
cuando la poesía me abandona