miércoles, 11 de mayo de 2011

Gárgola de Asfalto

La noche es joven y atractiva
pero el día suspenderá mi vida
Solo por eso
esparzo mis sesos por este papel en blanco,
para dejar un recordatorio 
de que para mi
no significas nada, nada... nada.


Mis penosos alaridos, se confunden con el tedio
Y la noche mancillada por dicotomías citadinas.
El reloj da las 11:43 y la luna me recuerda tus miradas,
Tus reservas y tus lágrimas de cocodrilo.

Ya no deseo tu recuerdo diseñando mi lapida inconsciente
Ahora solo es un despojo lastimero
Un asunto de tiempos muertos,
evocación nocturna de silencios...
De besos huecos y caricias de espera.

7 comentarios:

  1. WAOOO!! HERMOSISIMO POEMA!! ME ENCANTA COMO ESCRIBES Y ME GUSTA LA DEFINICION DEL NOMBRE DE TU BLOG..ES MUY ACERTADO, TE INVITO A MI BLOG

    http://dioslevanta-jackie.blogspot.com/

    ES UN BLOG CREADO PARA EXALTAR EL AMOR DE DIOS..ESPERO TE GUSTE,,BENDICIONES Y ADELANTE!!

    ResponderEliminar
  2. PARA MI SERA UN PLACER SEGUIRTE!!

    ResponderEliminar
  3. tu estilo se me hace tan conocido..
    la musica me recuerda a un anime
    te encontraria en face?

    ResponderEliminar
  4. Bonjour... Je voulais séduire.

    Soy la muerte quien seduce.
    con el beso de la araña.
    Soy la muerte quien te atrapa.
    con las garras del infierno.
    Soy la muerte quien provocas.
    en silencio proclamado.
    Soy la muerte quien te arranca.
    El aliento de tu Alma.

    Bonjour... Je voulais séduire.

    Soy la muerte quien vigilia.
    Con el beso prometido.
    Soy la muerte sigilosa.
    Con el mal en mis colmillos.
    Soy la muerte que tu buscas.
    Con las llamas perfumadas.
    Soy la muerte quien desgarra.
    El abismo de tu Alma.

    Bonjour... Je voulais séduire.

    ResponderEliminar
  5. Bello poema , siempre lleno de una nostalgia que se esconde en tu bella alma.

    besitos amor. y lluvia al atardecer.

    que estes muy bien , y deseando leer mas de tus bella alma que transmite mucho.

    hasta siempre.

    ResponderEliminar

Rimel

Luna,
Espejo de mi alma
anhelo inalcanzable
por qué dejas de mirarme
cuando la poesía me abandona