jueves, 4 de agosto de 2011

La noche y tus palabras


Vuelves una noche de imprevisto
para revivir en mí aquel sentimiento,
y percibo de nuevo ese agradable malestar,
a sentir la espina que dejaste adornando
mi pecho
hace ya tanto tiempo,
esa que me hace recordar, lo que se siente…
el estar maravillosamente triste.

12 comentarios:

  1. Lo importante es que vuelva, es sentir ese sentimiento, nunca estarás triste así.
    Cariñosssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Los recuerdos aveces nos invaden y nos ponen melancólicos, pero al mismo tiempo dan origen a una linda inspiración que nos sosiega el alma.

    Un cálido abrazo,
    Diana

    ResponderEliminar
  3. Precioso, bello "el estar maravillosamente triste" y sí esa maravillosa tristeza que Antonio Machado identifico como una espina dorada.

    "Divina espina dorada, quien te pudiera tener de nuevo en el corazón clavada"

    Bello, muy bello Leo querido.

    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  4. La melancolía tiene esa peculiaridad....nos coloca en un estado intermedio entre el dolor y la alegría...entra la tristeza y el bienestar..es un agridulce sentimiento que no quieres dejar ir porque sabes que si se va queda la nada...
    Bss..feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  5. Hola Leo, por primera vez visito tu blog y me ha gustado tu estilo, así que con tu permiso, vendré seguido a visitarte. Recibe un adectuoso salido.

    ResponderEliminar
  6. Un poema, maravillosamente triste y bello. Un placer leerlo. Cuidate.

    ResponderEliminar
  7. Ainss.. quién pudiera..? precioso, yo acabo de abrir un blog y uff .. más quisiera.

    Un saludo.

    http://es.gravatar.com/tehura

    ResponderEliminar
  8. Os invito a visitar en facebook la pagina de LA MACULA PURPURA, titulo de la novela de Salmorelli.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Al recuerdo de bellos momentos la melancolía deliciosa se apodera de la tristeza de la espina clavada de su marcha.
    Muy bello poema, gracias por compartirlo.
    Saludos afectuosos.
    Leonor

    ResponderEliminar
  10. POEMA PUNZANTE CM ESA MALDITA SPINA.

    UN ABRAZO

    ResponderEliminar

Rimel

Luna,
Espejo de mi alma
anhelo inalcanzable
por qué dejas de mirarme
cuando la poesía me abandona